Bienvenido al blog de CARLOS CC (El Rebuznómetro). También nos puedes encontrar en Twitter, Google+ y Facebook. Muchas gracias por tu visita.

Últimos comentarios

Traductor

miércoles, 3 de junio de 2009

Los Partidos de Centro Conducen Siempre al Totalitarismo


La antesala de las grandes catástrofes nacionales de nuestro tiempo aparece ocupada, invariablemente, por partidos de centro encaramados al poder. La entrega del Imperio Ruso por Kerenski en 1917, la del Estado Chileno por Eduardo Frei en 1964, como los precedentes españoles de Berenguer en 1930, Portela en 1936 y Suarez – Calvo Sotelo en 1982, no constituyen hechos aislados, sino hechos históricos análogos, seguidos de las mismas fatales consecuencias.




Faltos de principios firmes y sólidos, sin anclaje doctrinal en valores superiores, los partidos y políticos de centro, por naturaleza asépticos, tolerantes y entreguistas, se valen tan sólo de maniobras y componendas que utilizan, sin escrúpulos, para prolongarse en el poder hasta agotarlo y agotarse, cuando ya la nación, desintegrada y sin moral de resistencia, cae como fruta podrida en manos marxistas, a menos que “in extremis”, la reacción de las últimas reservas nacionales lo impida, como en el 18 de julio del 36.




El engaño del centro se manifiesta en el empleo de palabras vacías, ambiguas, confusas, para atraer a débiles e ignorantes, tales como: “el centro promueve el diálogo y la convivencia”, “en el centro caben todos”, “el centro es democracia”, etc. y a gentes acomodaticias, posibilistas y ajenas a las preocupaciones mas nobles del ser humano (políticos profesionales). Con su mezquina capacidad de atracción, los partidos y gobiernos de centro, antes de alcanzar la meta de su fracaso, usando de falsa imagen, engatusan también a gente de buena fe, a la que adormecen aparentando ser sus mentores y apartándoles así, de los grupos capaces, responsables y combativos.


En coyunturas electorales, la acción de los partidos de centro, es siempre la misma: recolectar votos de los sectores mas débiles de aquellos con carácter patriótico (su única cantera, pues de la izquierda no sacarán ni un voto), dividiendo sus fuerzas y regalando un fácil triunfo al adversario marxista, al que pasan el poder que ellos ya no dejarán escapar jamás.



Todo esto, tan archisabido, es válido para nuestra desdichada España y la no menos desdichada Europa, cuyas naciones están gobernadas por débiles partidos de centro cuando no por partidos socialistas, con la añadidura de que el actual grado de anarquía y el clima general de miedo y desconfianza: crísis financiera, economía en recesión, en quiebra la mayor parte de las empresas, el paro subiendo como la espuma, mas la constante y callada invasión, todavía, pacífica, por parte de los inmigrantes del mundo islámico, hace que las circunstancias sean idóneas para el establecimiento en Europa de un estado supranacional, totalitario y marxista, con casi segura evolución a islámico.

La historia se repite cuando se repiten sus factores; ahora, en España, volvemos a vivir episodios semejantes a los que precedieron a la guerra de 1936. En Europa, la situación puede fácilmente evolucionar, en muy poco tiempo, a una revolución marxista general o, sin llegar a eso y como "mal menor", al darse casi las mismas circunstancias que en la alemana República de Weimar dieron paso al III Reich, acabar desencadenando una resurrección de éste, pero a nivel paneuropeo.


Ya sea por evolución natural (marxismo) o por reacción (fascismos), la estación final de trayecto de las políticas de centro es siempre un sistema totalitario... ¿ islámico?.

9 comentarios:

  1. Completamente de acuerdo Tan. Has hecho una auténtica radiografia del mal que aqueja a Europa en general y a España en particular. Sinceramente nunca he sabido que es eso del centro. No creo en el centrismo político. O se está del lado de la democracia, la libertad individual o se está del lado del totalitarismo. La historia ha demostrado que el socialismo es totalitario por definición, ya sea en su vertiente marxista o en su vertiente fascista nacionalista. Y siempre se ha llegado a ellos como bien dices después de estar en el poder partido autodenominados de centro, cobardes todos ellos.

    ResponderEliminar
  2. ¿Pero el centro existe?.
    Las posturas de centro son posturas relativistas, de si pero no, y de no pero si. Hay que agradar a todos, hay que tener en cuenta que...., etc.. Eso, habilmente aprovechado por los totalitarismos conduce a la instauración de los mismo.
    Como bien dices, es el final natural del "centrismo", que no es más que debilidad ideologica, moral y argumental.
    En política no sirve el "hablando se entiende la gente".

    ResponderEliminar
  3. Un "ladrillazo" muy bién construído,Tann,(como siempre! )tus datos históricos, en perfecto orden cronológico, hasta el preocupante momento actual.

    Y, me asalta una curiosidad Tann ,un ingrediente, la TV.,cuya aparición por los años 70 ? haya contribuído más o haya sido, mejor aprovechada, más bién,por la izquierda para llegar a las masas,y tal pareciera, que se ha convertido en su mejor "arma" para el televidente que no se informa,que no contrasta y....simplemente, recibe y acepta los mensajes de la izquierda como veraces y definitivos!

    Otro partido "de Centro", he visto en los espacios gratuitos electorales, el regreso del "CDS"?
    Pués, haberse agregado al PP,hombre!
    Te confieso que....soy una fan de ésos espacios gratuitos electorales.....me parto de la risa,sale cada uno con cada propuesta....jejejeje......que me diverten......"gratuitamente".

    ResponderEliminar
  4. Bettina:

    Perdón por el ladrillo, pero yo antes me cortaba un poco respecto a la extensión de los escritos y los que me salían un poco largos los ponía en Libertad es una Llave, pero como veo que cada vez la gente escribe artículos mas extensos y Carlos aún no nos ha azuzado los perros, pues...

    ResponderEliminar
  5. Tann:

    Per favore, amichi ! no tengo nada que perdonarte....!
    Recoñes....! es lo único "comentable" de mi pequeño ladrillo?

    ResponderEliminar
  6. jajajaj Hay ladrillos y ladrillos y éste, es de los buenos, de los interesantes y "educativos". Dicho esto, estoy totalmente de acuerdo con Tann.
    Los partidos de centro, que los ha habido en su momento, dieron resultado mientras el ambiente está tranquilo. Mientras no haya grandes problemas económicos ni sociales ni crisi de valores. Hemos pasado años con esta forma de hacer politica, creo yo.
    Pero en la crisis general en la que estamos, y con un gobierno de extrema izquierda, agresivo y liberticida, las posturas centristas son carne de cañón y cómplices, sin quererlo, de la politica totalitaria que ya tenemos encima.
    En eso es en lo que se ha convertido el PP o le han convertido.

    ResponderEliminar
  7. Contrapunto para porfiarnos unas cervecitas, muy frías.

    Impecable construcción e hilazón. Pero no confrontaste las Almas, los espíritus,...el cambio cualitativo (perdón por la expresión).

    En efecto, la repetición de los factores presupone la repetición de lo acaecido (y omito lo de la farsa), pero los factores son hechos, eventos, acaecimientos concretos, pero la idiosincrasia, la salsa en que se asientas los hechos, los factores, ¿son también similares? Me explico: ¿el desarrollo y extensión de la clase media es igual hoy que en la década de los treinta? La riqueza material y el grado de educación del pueblo ¿son similares a los de entonces? El sentimiento nacional en la República de Weimar ¿era igual al que hoy se da en Alemania? Salvo en la religión islámica, ¿está vigente el concepto de imperio, de reich, como a principio del siglo XX? Y por ahí seguido.

    No concluiré con lo de que Dios juega a los dados con los hombres, ni que la virtud está en el medio, pero sí que en el devenir de la humanidad existe su dosis de imprevisibilidad, que no excluye su dosis de determinismo y su virtud centrista.

    ResponderEliminar
  8. Mele.

    Bienvenido a tu casa.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  9. Tannhauser, todo lo de centro es tibio, con lo cual no sabes por donde te la van a pegar, una gente que no se sabe definir a ellos mismos como van a poder mandar a los demás....

    ResponderEliminar