Bienvenido al blog de CARLOS CC (El Rebuznómetro). También nos puedes encontrar en Twitter, Google+ y Facebook. Muchas gracias por tu visita.

Últimos comentarios

Traductor

sábado, 5 de noviembre de 2016

Las "Crónicas entre rejas" de José Luis de Valero. (Capitulo 8). LA ODISEA DE UN “HALCÓN-CAPITÁN” QUE NAVEGÓ POR LOS 7 MARES (SEGUNDA PARTE)




MONOGRÁFICO DEDICADO EN EXCLUSIVA A DON CRISANTOS MONZÓN RICO (EX CAPITÁN DE LA MARINA MERCANTE ESPAÑOLA).
                                                 
“Halcón Capitán” nació en Yepes (Toledo) hace un montón de años, tantos como tengo yo, o sea que ambos nacimos en el pasado siglo concretamente en 1942. Con la diferencia que yo rompí el cascarón del huevo en el mes de Febrero y el de Yepes en Marzo. Por lo tanto soy el Halcón más viejo de todos los pájaros y pajarracos que aletean por la pajarera multicolor ubicada en el C.I.S. Victoria Kent.
- A los de la quinta del 42 nos parieron entre guerras a cañonazo limpio, José Luis – recapacita el toledano con un hilo de voz – A los de nuestra generación no se nos puede destruir fácilmente.
- ¿Qué tal estás hoy, Crisantos?
- Igual que ayer, hecho una mierda.
El ex capitán de la Marina Mercante D. Crisantos Monzón Rico de 74 años de edad, permanece postrado en su celda. Hace dos semanas que está chungo, bajo mínimos tanto auditivos como cerebrales.
En Septiembre de 1999 sufrió una trombosis cerebral y desde entonces tiene alojado un coágulo en el cerebro que de vez en cuando le provoca pérdidas de conocimiento. Y cuando esto sucede, esté donde esté, se pega unas hostias del carajo contra el duro suelo.
- El puto coágulo lo tengo aquí, en el costado de babor, casi tocando a proa – me indica palpándose la parte izquierda de la cabeza, cercana a su frente – Es como si tuviera una carga de profundidad adosada en mi obra viva.
“Halcón Capitán” denomina a su propio cuerpo como si el mismo fuera la sección de un buque, puesto que la obra viva de un barco es la parte que permanece sumergida. Pero como también yo entiendo algo de terminología naval, le abordo con otra pregunta.
- ¿Y dónde coño está tu obra muerta, la parte que permanece fuera del agua?
- La tienes delante. Todo mi ser está muerto, …uno de mis sobrinos me hundió la vida, estoy purgando 18 años de condena por un delito que no he cometido y he tocado fondo,…A este cascarón que ven tus ojos ya no lo reflota ni Dios – jadea Crisantos – Si quieres te autorizo a que lo difundas y te describo de la a a la zeta todo cuánto pasó y lo pones en la Interné de los cojones para que se entere todo Cristo de la injusticia que se está cometiendo conmigo.
- Lo siento amigo mío, pero yo no soy tu abogado defensor ni soy quién para publicar datos contra terceras personas.
“Gorrión” y yo permanecemos en su celda atentos a sus palabras. Nos habla quedamente casi sin fuerzas, lejos de sus clásicos bocinazos hace un par de semanas.
- Mira estos datos José Luis – me dice “Gorrión” entregándome su voluminosa carpeta de anotaciones – Son parte de la traducción a cristiano de las señales en código Morse que te trasmitió el mes pasado,…Si todo lo que nos contó es cierto, este capítulo de su vida es digno del guion para una película interpretada por Tom Hanks y dirigida por Clint Eastwood.
- Todo lo dicho por él es cierto – respondo sin dudar – Hace días que he verificado su versión con las hemerotecas chilenas y todo coincide tanto en fechas, como en las acciones de guerra naval, y el rescate y fuga desde Port Stanley burlando a la Royal Navy.
- Por eso te decía que su vida es digna de ser llevada al cine, porque si lo miras fríamente en 1982 fue un héroe.
- Para mí lo seguirá siendo hasta después de muerto, porque manda carallo la que montó a bordo del “Nuestra Señora Mariana” en su travesía transoceánica.
El mencionado buque era un carguero de 40.000 Tn. (low cost) de propiedad norteamericana que navegaba con bandera panameña desde Algeciras a Buenos Aires. El carguero navegaba en lastre dispuesto a llenar sus bodegas de grano, con 20.000 toneladas de maíz y otras 15.000 de trigo.
- Aquel cascarón era viejo pero era un buen barco – me había trasmitido Crisantos – Tenía 184 metros de eslora, 20 de manga y 7 ½ de calado.
- ¿Y qué motorización tenía?
- Dos motores diésel marinos Volvo Penta de 1.200 cv. cada uno y siempre navegábamos con doble hélice.
- Entonces navegando en lastre iríais a toda leche, supongo,…
- En lastre a 22 nudos hora de media, y a plena carga a 15.
- O sea que desde que soltasteis amarras en Algeciras, la velocidad de crucero era de 22 nudos – quise concretar para hacer mis cuentas.
- Más o menos algo así, pero de vez en cuando al jefe de máquinas le entraba la neura y ponía los Volvo al 110 por ciento, porque tenía prisa por llegar a Buenos Aires.
- ¿Y eso por qué?
- ¡Porque era argentino, coño!,…¡como toda la tripulación, menos yo que soy español!,…
- ¿Cuántos erais a bordo?
- Pues deja que recuerde,…a ver,…Yo como capitán, el 2º oficial, el jefe de máquinas, el radiotelegrafista, un cocinero, el marmitón y doce tíos más que se habían enrolado como auxiliares de maniobra y carga.
- Desde Algeciras a la Terminal de Carga en Mar de La Plata en Buenos Aires habrá unas 5.400 millas náuticas aproximadamente ¿no?
- Así es, y nos las íbamos a chupar en once días hasta que el jodido radiotelegrafista dio la voz de alarma, y eso fue el 2 de Abril de 1982.
- ¿Alarma, qué alarma?,…¿Qué pasó el 2 de Abril de 1982?,…
- ¡Que estalló la Guerra de Las Malvinas, coño! ¡Y a mí y a mi barco nos pilló de lleno, no te jode!,..,.
- Bueno, que yo recuerde la Guerra de Las Malvinas empezó en Abril de 1982 y finalizó en Junio del mismo año – admití .
- Exacto, por eso el 2 de Abril el radiotelegrafista dio la alarma porque había captado una emisión de la BBC y sabía que la Thatcher lanzaría a toda la Royal Navy a reconquistar las Falkland – detalló Crisantos – Y como la tripulación en pleno era argentina, asomó un conato de rebelión a bordo y no tuve más cojones que poner rumbo a Port Stanley.
- ¿Y eso por qué motivo?
- Porque a todos sin excepción se les despertó de golpe el amor patrio y querían unirse a la reconquista de unas islas que desde siempre, los argentinos han considerado como propias.
- Lo que históricamente es cierto, pero los hijos de la Gran Bretaña siempre se han especializado en piratear territorios que no les pertenecían,…por cierto ¿Te acuerdas de dónde está Port Stanley?
- En la Isla Soledad, y tengo sus coordenadas geográficas grabadas a fuego en mi memoria : Latitud 52º 43´ Sur, Longitud 58º 52´Oeste,..Dame una carta náutica y te llevo allí con los ojos cerrados.
- Pero el cambio de rumbo en vuestra singladura original desde Algeciras a Buenos Aires significaba un montón más de millas adicionales,…
- Pues si cuentas las 5.400 que hay desde Algeciras a Buenos Aires y le sumas el desvío ida y vuelta que nos cascamos desde Port Stanley,…casi 7.000 millas del ala, y eso sin contar con nuestra fuga desde Buenos Aires a Valparaíso.
- ¿Y qué tal ibas de combustible?
- Tenía de sobra. Cuando zarpamos de España repostamos a tope cuatro tn. de diésel.
No me cabe la menor duda que la singladura transoceánica que efectuó “Halcón Capitán” fue una auténtica Odisea Naval y por descontado Crisantos Monzón Rico no iba persiguiendo un record deportivo de velocidad, porque el perseguido por la Royal Navy fue él, su barco, su tripulación y los 2.325 refugiados civiles que rescató de las Islas Malvinas.
                                              Resultado de imagen de gifs animados de barcos de guerra
- A quién se le ocurre meterse en una zona de guerra naval y además de exclusión marítima británica, Crisantos.
- Tenía que amarrar en la Isla Soledad por huevos, y Port Stanley era el único puerto cuya profundidad admitía el calado de mi carguero.
- Pero de eso a recoger refugiados y darte el piro con ellos a bordo, va un abismo, colega,…Tuviste suerte de no ser abordado por el portaaviones HMS Hermes que vigilaba la zona de exclusión marítima.
Crisantos tuvo suerte, mucha suerte, y también un par de pelotas bien puestas para recibir a bordo a personal argentino e inglés que ocultó en el interior de las bodegas de carga.
A finales de Abril, tras tomar al asalto un depósito de víveres británico, soltó amarras de Port Stanley y se hizo a la mar a toda máquina, mientras sobre su puente de mando veía cruzar por el aire misiles Exocet y cazas navales Sea Harrier de la Royal Navy procedentes del portaaviones HMS Hermes, dándose caña mutuamente con los cazas Mirage III de la Fuerza Aérea Argentina.
En la madrugada del 2 de Mayo de 1982 el radiotelegrafista del carguero captó una radiofrecuencia procedente del submarino nuclear británico HMS Conqueror 71 que le conminaba a salir inmediatamente de la zona de exclusión marítima de las Islas Falkland, bajo el apercibimiento de ser abordado y capturado por cualquier buque de guerra de la Royal Navy.
La orden iba firmada por el comandante del submarino, Christopher Wreford-Brown.
El entonces todavía capitán en activo D. Crisantos Monzón Rico ordenó a su 2º oficial poner proa rumbo Norte hacia Buenos Aires.
Diez horas después por la amura de estribor, todos los tripulantes del carguero Nuestra Señora Mariana pudieron apreciar sobre la superficie de las frías aguas, la estela de dos torpedos disparados por el HMS Conqueror 71, que impactaron por babor en el Buque Escuela argentino, crucero ARA General Belgrano.
A las 17:05 de la tarde el ARA General Belgrano tras cuarenta minutos de agonía desapareció bajo el mar llevándose en sus desgarradas entrañas a 323 tripulantes.
Es un hecho totalmente probado que el Buque Escuela argentino al ser torpedeado y hundido se hallaba muy alejado de las 200 millas de exclusión marítima delimitada por la Royal Navy.
Eso NO fue una odisea naval digna de la Royal Navy, a pesar que hoy en día el submarino nuclear HMS Conqueror 71 ya está fuera de servicio y todo su interior se ha convertido en un Museo Naval.
La verdadera Odisea Naval la protagonizó el capitán de la Marina Mercante española, Don Crisantos Monzón Rico, cuando al ser rechazado el atraque de su carguero en la Terminal de Carga de Buenos Aires, puso rumbo Sur, cruzó Tierra de Fuego por el estrecho de Magallanes, se adentró en el Pacífico, y tomó rumbo Norte para al fin liberar a sus refugiados en el puerto chileno de Valparaíso,…..
Pero eso es otra historia que proseguirá y concluirá la semana próxima en su Tercera y Última Parte.
José Luis de Valero.


9 comentarios:

  1. Hola Carlos y Don José Luis

    No puede verlo un neurólogo por si se pudiera aspirar el cóagulo de sangre en el cerebro?bueno no entiendo pero no sé si se puede operar.
    No entiendo como no le otorgaron la medalla de Honor al héroe de la mar,ni publicaron su valentía corazón y coraje, desde aquí con todo mi corazón le digo ,"Viva Halcón Capitán!!!"( Don Crisantos Monzón Rico )
    Tiene que ser todo un privilegio haber conocido su historia a través de el mismo.

    Una lástima no saber la historia que le llevó a prisión ,que como bien ha dicho usted no se puede hablar de terceras personas.

    Espero que se recupere pronto
    un gran abrazo para todos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola otra vez,cuando dije que si lo pudiese ver un neurólogo para que le mire el coágulo de sangre me refería a Halcón Capitán, lo que ocurre que cuando pongo un comentario y vuelvo hacia arriba se me borra todo lo que he escrito ,así que no miré el principio del comentario y cuando lo he visto ahora me he quedado sorprendida de como empiezo mi comentario anterior

      Siento mucho que alguien se haya asustado hasta yo me he asustado, otra cosa no sé cómo habrá quedado este, no voy a subir hasta arriba porque se me va a borrar otra vez ,soy algo torpe
      un abrazo para todos

      Eliminar
    2. No te preocupes. Se notaba que te referías a Halcón Capitán y que había sido un error.
      Un beso.

      Eliminar
    3. Estimada Venus:
      Mañana sábado día 12 sabrás el desenlace y el por qué no lo ha intervenido un neurólogo.
      Un abrazo.

      Eliminar
  2. Disculpa mi ignorancía; pero lo que escuché por la radio no era de esta manera. Contaba una historía de la vida de una persona que fue encarcelada. Creo que en intervalos de la historia ponian poesía. Recuerdo una cuyo título era Hoy toca teatro, tendré que fingir que la vida es bella y que soy muy feliz. El resto no me acuerdo. Pero estaba super-enganchado a las historias del gorrión, he buscado en librerías y nadie sabe de ellas. Me podiais decir de que editorial es el libro? Gracias.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se lo preguntaré a José Luis y en cuanto lo sepa te lo digo.
      Saludos.

      Eliminar
  3. Esta historia no tiene nada que ver con la que emitian por la cadena ser. Recuerdo que era la historia de una persona que la encarcelaban, por algún asunto de drogas. En los intervalos de la historia, relataban poesías. Recuerdo una que decia.... Hoy toca teatro, tendré que fingir, que la vida es bella y que soy muy feliz...
    No recuerdo más. Me gustaría saber que editorial es la que lleva estas historias para poder comprarlas. Al menos el título del libro. Yo he buscado por infinidad de sitios y en las librerias especializadas nadie me puede decir. Saludos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Antonio Cid Mateos "Gorrión", todavía no ha registrado ni publicado ni un sólo libro de los 37 que tiene escritos, ni siquiera una sola poesía de las más de 4.000 que escribió. Aunque sí es cierto que en la emisiones de radio de la Cadena SER que emitía desde la prisión de Valdemoro, relató pequeños fragmentos.

      Eliminar