Bienvenido al blog de CARLOS CC (El Rebuznómetro). También nos puedes encontrar en Twitter, Google+ y Facebook. Muchas gracias por tu visita.

Últimos comentarios

Traductor

martes, 15 de marzo de 2016

La opinión de CARLOS CC. Corridas de toros a la portuguesa o "touradas". Sr. Ribó, para hablar de algo, hay que saber o informarse primero.


Joan Ribó propone corridas de toros sin matar al animal.

El alcalde de Valencia, Joan Ribó, apostó este lunes en el 'Fórum Europa. Tribuna Mediterránea' por trabajar para que en España se celebren corridas de toros "a la portuguesa", donde no se mata a los animales, para "avanzar en el respeto" y contra el maltrato.
Fuente: http://www.elmundo.es/comunidad-valenciana/2016/03/14/56e6921aca4741397b8b460a.html

Con esta entrada no quiero abrir un debate entre taurinos y antitaurinos, solo pretendo explicar en que consisten las corridas de toros en Portugal y que tratamiento se le da al toro de lidia, antes y después del espectaculo.

La lidia a la portuguesa tiene importantes diferencias con respecto a la española, ya que no se permite la muerte pública de los animales que son lidiados tanto a pie como a caballo con la excepción de una localidad, la conocida como Barrancos. 
La lidia en Portugal consta de tres tercios, que se conocen con los nombres de "lide a cavalo", "lide a pie", "a pega das caras". No hay tercio de varas, es decir, no hay presencia de picadores. Todos los animales son previamente descornados (se les corta un trozo amplio de pitón) y sus defensas son protegidas con unas fundas de cuero y hierro (enfundado también llamado embolado y que nada tiene que ver con la otra modalidad mencionada, la de los toros de fuego). Durante la fase del toreo a caballo, el rejoneador clava en el animal armas similares a las descritas en el apartado para España en número de 6 (a excepción del rejón de muerte), aunque pueden ser más si se considera oportuno. En la fase de lidia a pie, los subalternos torean al animal con los capotes y se le clavan un par de banderillas. La última parte del espectáculo consiste en inmovilizar al animal por parte de los forcados, un grupo de 8 hombres. Este lance termina cuando el toro cesa en su pelea contra la inmovilización, que es el momento en que los forcados se retiran, y el toro es devuelto a los chiqueros de la plaza. Dado que no está autorizada la muerte pública de estos animales, los toros deberán ser apuntillados en los corrales de la plaza o trasladados al matadero.  Antes de ser apuntillados o conducidos al matadero, las divisas, rejones y banderillas, serán retiradas en la misma plaza con el animal vivo. 

Conclusión Sr. Ribó: El toro bravo en Portugal sufre mas y durante mucho mas tiempo que en las corridas que se celebran en España con la diferencia de que no muere en el ruedo.
Se puede estar a favor, o en contra de las corridas de toros por muchas razones, muchas de ellas muy respetables, pero lo que no es de recibo es tratar de engañar a la gente, a sabiendas, por desconocimiento o simplemente por intereses políticos.







No hay comentarios: