Bienvenido al blog de CARLOS CC (El Rebuznómetro). También nos puedes encontrar en Twitter, Google+ y Facebook. Muchas gracias por tu visita.

Últimos comentarios

Traductor

lunes, 24 de agosto de 2015

La opinión de CARLOS CC. El Presidente de las Cortes Valencianas (Enric Morera), se debe de pensar que todos somos "gilipollas".

El presidente de Las Cortes dice que pillaron a su hija con la droga de todo el grupo.

Enric Morera afirma que su hija, de 20 años, se escondió las drogas por "solidaridad" con el resto.

Fuente: http://www.libertaddigital.com/espana/2015-08-23/el-presidente-de-las-cortes-dice-que-pillaron-a-su-hija-con-las-drogas-de-todo-el-grupo-1276555479/


A mi modo de ver, aquí solo hay tres posibilidades y ninguna de ellas deja en buen lugar a la hija de Enric Morera.

1ª.- La hija del Presidente de las Cortes Valencianas fue la que compró las drogas, y por esa razón, era ella la que llevaba escondidas en el sujetador las siete bolsas de anfetaminas y un cogollo de marihuana.

2ª.- Las drogas las compraron entre todos y fue ella la encargada de guardarlas, pensando que a ella, por ser quien es, nadie se atrevería a cachearla.

3ª. Las drogas son de una persona ajena al grupo, como ha declarado ante la policía y ella ha sido la encargada de transportarla.  

Si las drogas encontradas eran para consumo propio, para vender durante el concierto o para entregar a una tercera persona ajena al grupo, nunca se podrá saber porque todos los jóvenes afirmarán con rotundidad que eran para su propio consumo.

Una cosa es que Enric Morera trate de defender a su hija y otra bien distinta es que nos trate como si todos fuéramos "gilipollas". 
Enric Morera no es responsable de los actos de su hija porque es mayor de edad, pero si es responsable de no haber sabido educarla. No hay nadie con dos dedos de frente que se pueda creer que su hija sea tan solidaria que prefiere comerse ella sola el "marrón" para proteger a sus amigos y mucho menos siendo hija de quien es. A otro perro con ese hueso.

Hasta el camello mas tonto del mundo hace todo lo contrario.

Por cierto, Sr. Presidente de las Cortes Valencianas, Vd. afirma que se trata de un "problema privado de la familia" y lleva parte de razón. Si su hija es drogadicta o traficante, por supuesto que tiene un problema familiar pero no solamente privado porque cuando se comete un delito contra la salud pública, el problema deja de ser privado y se convierte en público.
No creo que haya que recordar que las drogas matan a los drogadictos y muchas veces, como consecuencia de ellas, mueren o resultan heridas personas que no lo son en accidentes de coche, moto, atracos etc. etc.



5 comentarios:

  1. El que esta escoria sea completamente anormal, no quiere decir que nos ponga la etiqueta a todos.

    ResponderEliminar
  2. El próximo paso debe ser extender el aforamiento a los miembros de la unidad familiar de nuestros políticos "anti-casta".

    ResponderEliminar
  3. Algo gilipollas sí debemos ser porque no se penaliza el consumo aunque sí su tráfico. Ya me dirán ustedes como se puede consumir algo si no hay red de distribución para comprarlo antes, ni un mago es capaz de sacar nada de la chistera si antes no lo compró. Por eso y otras razones yo, personalmente, he llegado a la conclusión de que soy tonto, no tonto de capirote ni del bote, soy tonto a secas porque ya no quedan capirotes ni botes de tanto tonto como hay.

    ResponderEliminar