Bienvenido al blog de CARLOS CC (El Rebuznómetro). También nos puedes encontrar en Twitter, Google+ y Facebook. Muchas gracias por tu visita.

Últimos comentarios

Traductor

jueves, 10 de febrero de 2011

Ley Anti.Tabaco.

El dueño del asador rebelde se atrinchera en su negocio: "Que vengan, moriré matando".

http://www.libertaddigital.com/sociedad/inspectores-de-salud-acuden-al-asador-rebelde-para-notificarle-el-cierre-1276414211/

Soy fumador y sigo diciendo lo mismo desde el primer día, es tan fácil como dejar escoger a los dueños de los locales de hostelería si quieren permitir fumar o no.  El que no quiera respirar humo de tabaco lo tiene muy fácil, no entra a los locales en que este permitido fumar y asunto concluido.
A mi no se me ocurriría entrar en un club gay y después quejarme de que me ha tirado los tejos un tío, simplemente no entro.

Si según dice el gobierno, una gran mayoría de españoles esta de acuerdo con la ley, no se en donde está el problema, la gran mayoría de los clientes entrará en los locales libres de humo que siguiendo la lógica del gobierno también serán mayoría.
Lo que ocurre en realidad es que la gran mayoría de los clientes de los negocios de hostelería somos fumadores y los hosteleros están perdiendo mucho dinero con la ley,  si no fuera así los hosteleros no se quejarían.
A este hostelero le van a hacer la vida imposible por defender sus intereses. Que yo sepa todavía no ha obligado a nadie a punta de pistola a entrar en su negocio.
Que tenga cuidado, lo mismo le fusilan al amanecer.

4 comentarios:

  1. Fusilarle al amanecer no creo, (aún no se atreven), pero arruinarle...¡y antes de que amanezca!.

    Pobre héroe iluso, se creerá que vive en una democracia occidental, al estilo británico.

    ResponderEliminar
  2. Yo no fumo desde hace más de 20 años (anteriormente fumaba hasta tres cajetillas diarias de tabaco rubio el cual, según los entendidos, es peor que el negro). Me molesta el humo del fumador hasta en la calle cuando el viento me lo mete en las narices y no digo nada de los semáforos donde te lo tienes que tragar aunque no quieras. Entendería por tanto que se prohíba fumar en las calles al igual que se prohíben las cacas de los perros -cosa que, por cierto, no se cumple- pero ¡en los bares y lugares similares!, creo que bastaría con las últimas normas que llevaron a los hosteleros a hacer obras que les supuso un desembolso millonario en sus locales para evitar daños a los no fumadores o, en su defecto, a poner carteles indicando si se permite o no fumar. Con estas medidas entiendo que ya era suficiente y... allá cada quien. El que quiera entrar que entre y el que no, él sabrá.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Javier.
    Totalmente de acuerdo contigo. Vería mas lógico que prohibieran fumar en la calle, que es de todos, fumadores y no fumadores, a que prohiban fumar en todos los negocios de hostelería.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  4. No estés tan seguro Tan.
    Todo esto se hubiera evitado si once millones de borregos no hubieran votado.

    ResponderEliminar