Bienvenido al blog de CARLOS CC (El Rebuznómetro). También nos puedes encontrar en Twitter, Google+ y Facebook. Muchas gracias por tu visita.

Últimos comentarios

Traductor

martes, 1 de diciembre de 2009

A Bea, Carlos y Su REGALO (con mayúsculas porque se lo merece.)

Sus ojos se clavaron en aquellos dos profundos caramelos de color oscuro. Recorrieron su rostro, nuevo y sin embargo sumamente conocido. Su boca describía una pequeña, diminuta y perfecta sonrisa. Despertaba paz y provocaba inquietud. Le sostenía en sus brazos, contra su pecho, pero cabía en sus dos manos. Era delicada y tan fuerte a la vez que asustaba. Sus dos manos cogían con fuerza uno de sus dedos. Sus dos pies jugueteaban dando pequeñas patadas de emoción. Estaba llena de ternura, de fuerza, de ansias por descubrir y vivir. Mientras sonreía por ver la sombra de quien le sostenía, el mundo seguía avanzando sin importarle aquel momento. Pero ella no se daba cuenta, ya sería consciente. Bea tenía la mente en blanco, era feliz, y se sentía Dios por haber creado algo tan perfecto e inocente.

11 comentarios:

  1. Precioso.
    A veces las mujeres bromeáis con que si los hombres tuviéramos que parir se acabaría el mundo, que no lo soportaríamos. Entiendo la broma porque pude asistir al parto de mi segundo hijo, pero créeme, sentimos envidia. Debe ser la releche.

    Y es que madre no hay más que una (bueno, el otro día se dije esto a mi pequeño y me dijo que no, que también está la del Cielo, la Virgen).

    ResponderEliminar
  2. Banderita.

    Coño, estoy muy sensible y me acabas de dar la puntilla.
    ¿MARAVILLOSO!. No me extraña nada viniendo de quien vienes.

    Te espero en el bautizo.

    Un besazo.


    Pochito.

    Últimamente pensaba que España no tenía solución. Estaba equivocado.
    Mientras existan familias como las vuestras y niños que piensan y dicen las cosas que dice tu hijo, estoy seguro que tiene arreglo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Banderita un diez, has descrito la situacion que se puede ver....no me estraña que a tu madre se le caiga la baba contigo, guapa....sigue asi, como necesitamos muchas en España. un beso....

    ResponderEliminar
  4. Susi...pues fíjate cuando me haga abuela...jajajaja.
    Gracias, maja.

    ResponderEliminar
  5. Inigualable el momento de tener por primera vez a un hijo en brazos. No hay nada que se pueda igualar. Muy sentida y muy linda tu narración, Banderita.

    ResponderEliminar
  6. anastasi, cuando te haga abuela, yo quiero una foto de tu cara.....y de tu babero....jijjjiijii, es un primor de niña la que tienes mi enhorabuena guapa¡¡¡¡¡

    ResponderEliminar
  7. ¡Caramba con Banderita!.

    Está muy bien escrito y éso que es sumamente difícil tratar una cosa así, consiguiendo plasmar y evocar sentimientos y sin caer en la afectación o la cursilería.

    ¡Enhorabuena!.

    ResponderEliminar
  8. Banderita, muy bonito. No me extraña que para Carloscc sea lo último: lo insuperable.

    Un besote

    ResponderEliminar
  9. ACLARACIÓN: aton es mele. El cambio no es camuflaje, sino confusión y desesèranza por no encontrar el modo de entrar en la Barataria de Carloscc. Confío en no tener que mudar de alma. Que, sea dicho, me ha jodido mogollón. Bueno, que sea para bien

    Mele/aton

    ResponderEliminar
  10. Que bonito Banderita! emociona leerte y las que somos madres sabemos bien este sentimiento que describes. Tener una vida recién llegada entre los brazos es algo que no se puede describir con palabras pero tú te has acercado y mucho. Enhorabuena Carlos y Bea de otros Carlos y Bea que de verdad se alegran de lo lindo con la llegada de esta niña preciosa. Un beso muy grande y disfrutadla a tope.

    ResponderEliminar
  11. Banderita:

    Pero...."sobrina"querida mía! qué cosas tan preciosas sabes decir...! Ya veo que el madrinazgo tan cercano...jejeje...ha sido la mejor fuente de tu inspiración !
    Un abrazo muy cariñoso Banderita! y....a ver si "habemus" escritora...en un futuro muy cercano....qui lo sá...!

    ResponderEliminar