Bienvenido al blog de CARLOS CC (El Rebuznómetro). También nos puedes encontrar en Twitter, Google+ y Facebook. Muchas gracias por tu visita.

Últimos comentarios

Traductor

viernes, 16 de octubre de 2009

El Alquimista, el Usurpador y un pueblo tontorrón.


Advertencia: Cualquier parecido con la realidad NO es mera coincidencia.




Erase una vez el Reino de “Tonto L’Haba” donde reinaba, pero no gobernaba, el que seguramente sería el último de su dinastía “Los Bombones”.




El Usurpador, gracias a unos hechos terroríficos, donde la sangre corrió a raudales, los muertos por centenares y los Justicia echado a correr hacia otro lado, con el apoyo y maniobras del Alquimista, fiel seguidor y adorador del Diablo, consigue adueñarse del puesto de Primer Ministro con la ayuda de la plebe vocinglera encanallada con mentiras propagadas por los Trovadores del Usurpador.




El Usurpador se dedica a pactar con los enemigos del Reino, repartirlo entre los bárbaros periféricos, arruinar las cosechas y fortunas de los vasallos, eliminar la Justicia nombrando a los suyos como Justicias del Reino, mandar tropas sin armamento eficiente a otros reinos, repartir los impuestos entre los bárbaros, componentes de los Gremios afines, y absurdos regalos a los que hacen gala de ser “contra nátura” sean del reino que sean. Gastar, gastar, gastar las riquezas del Reino para permanecer en el poder. Sabe que el soberano cada vez pinta menos y él pretende instaurar una nueva dinastía basada en el terror, la maldad y la prevaricación.




Los nobles que se oponen al Usurpador, liderados por Calimero, son el objetivo preferido de los hechizos de El Alquimista. Hechizos de los llamados “correosos” que sus fieles Trovadores se encargan de transmitir por todas las tierras del Reino.




Mientras, la plebe, cada día más empobrecida, viviendo del limosneo y de las pocas monedas que de vez en cuando les lanza Usurpador desde la ventana de palacio.




En los momentos en los que parece que Calimero y los suyos pueden hacer mella en el poder de Usurpador, El Alquimista prepara unos cuantos hechizos y dos o tres pócimas que bien repartidos hacen que Calimero defenestre a alguno de los suyos, mire para otro lado, apoye en momentos determinados a Usurpador o diga “Ahora no toca” o “ Esto no es lo importante”.




Entre tanto el Reino se desmorona, las arcas están cada vez más vacias, los otros reinos se despiporran , los bárbaros salvajes cada vez tienen más poder, Calimero y los suyos esperan debajo de la ventana a ver si les cae algo alguna vez y la plebe más idiotizada cada día gracias a los Trovadores de El Alquimista.




Y colorín colorado, este cuento NO SE HA ACABADO.

10 comentarios:

  1. Jolines, Papulus ! no le contaría yo,éste cuento a un hijo pequeño,recoñes! demasiada y cruda realidad, para un ser dulce e inocente.

    Este Cuento, tan bién construído...tiene que llegar a ésa plebe-borreguil-sordo-muda del no sabe-no piensa!

    Bravo, compañero !......
    (aquí están surgiendo buenos escritores....jejejeje....)

    ResponderEliminar
  2. Bettina

    No engordes mi ego. Gracias por tan inmerecidos halagos.

    ResponderEliminar
  3. Ja, ja, ja... Que bueno, Pápulus, te ha quedado un cuento redondo.

    Por desgracia, no puede terminar con aquello de 'colorín, colorado, este cuento se ha acabado', porque tenemos colorado, digo rojo, para rato...

    Aplauso y ovación.

    ResponderEliminar
  4. No, este cuento no se ha acabado, lo que se ha acabado es el reino que está, éso sí, colorín colorado, muy colorado, por lo que en él jamás volveremos a ser felices ni a comer perdices.

    Felicitaciones y aplausos muchos por la narración que te insto a que la pongas también en el foro de LD.

    Por cierto, ¿Calimero tenía barba?, ya no me acuerdo.

    ResponderEliminar
  5. Tan

    Calimero, el pato, no. Pero si que tenia cara de gili.
    El del cuento, tiene cuatro pelos, gafas y cara de asustao.

    ResponderEliminar
  6. Ciertamente parecidos, ¡vive Dios!, además ninguno ha salido totalmente de su huevo.

    ResponderEliminar
  7. pero a mi ¿por qué nadie me quiere?" eso se preguntaba el pollo al final de cada capitulo, y eso le va a pasar al lelo, que se está cargando el partido...

    ResponderEliminar
  8. Felicidades por la narración Papulus, tan real como la vida misma! y el cuento no ha acabado pero como le puedes meter más personajes, una bruja buena por ejemplo...puede ser que no muy tarde acabe y acabe bien. Eso esperamos todos porque esto ya no es un cuento sino una pesadilla!

    ResponderEliminar
  9. ...Mientras esto ocurría, una poderosa Hada,gobernadora de la Tierra Central y con nombre de virtud teologal, se preparaba concienzudamente para darle un pescozón a Calimero y su cuadrilla de blandiblubs. Mucha gente del pueblo tenía esperanza en que aquella hada cuyo principal conjuro era tenerlos cúbicos y de piedra de Colmenar, pudiera por fin sentarse en el sitio principal de la Mesa Cuadrada para así poder oponerse a los Bárbaros que desde las tierras pringosas amenazaban todo el territorio...(continuará)

    ResponderEliminar
  10. Carlos Casu

    ¡No me jodas el próximo capitulo!

    ResponderEliminar