Bienvenido al blog de CARLOS CC (El Rebuznómetro). También nos puedes encontrar en Twitter, Google+ y Facebook. Muchas gracias por tu visita.

Últimos comentarios

Traductor

lunes, 6 de julio de 2009

ME QUITO EL SOMBRERO ANTE VD. D. ALEJO



Jamás arriesgan sus repugnantes vidas y desde el mismo instante en que son detenidos cantan todo el repertorio. Matan siempre por la espalda y a traición. A la hora de liquidar inocentes, mujeres y niños incluidos, utilizan sistemáticamente medios que les dejan a ellos perfectamente resguardados. La dinamita detonada a distancia, la bomba lapa, el tiro en la nuca, ponen en evidencia no sólo su falta de agallas, sino su vileza. Sin una gota de coraje, asesinan a sus indefensas víctimas y corren a esconderse como ratas.



Jamás se enfrentan cara a cara con sus adversarios demócratas o con las fuerzas de seguridad que pueden recurrir legítimamente a la violencia para hacer respetar la ley y proteger las libertades constitucionales. Nunca se les ha visto un gesto de nobleza, de compasión o de humanidad, tan sólo saben reptar hacia sus hediondas guaridas donde se regalan con manjares y vinos exquisitos, copulan a destajo y se regodean con el dolor que siembran por doquier.



Peores que alimañas, son la degeneración extrema de nuestra especie y su mera existencia deshonra y mancha a la sociedad vasca. Hay buenas gentes que se preguntan cómo la ciudadanía de los tres históricos territorios no reacciona y les escupe en sus rostros patibularios su asco y su desprecio, cómo no irrumpen en las herrikotabernas y las desinfectan después de haber sacado a la calle a puntapiés a la escoria que pulula en su interior.



La respuesta está en las miradas vacías de los compañeros de tute de Ignacio Uría mientras reparten naipes con el cadáver de su paisano aún caliente y se orinan debajo de la mesa soltando el mismo líquido fétido que Aitzol Iriondo al ser detenido, la excreción reveladora de la degradación sin límite de un hatajo de gallinas.

4 comentarios:

  1. chapeau.... sin palabras me he quedado... vamos... inmejorable

    ResponderEliminar
  2. Sí,Señor! no puede decirse más claro! y por lo que más me repugnan:su vileza y proverbial COBARDÍA !

    ResponderEliminar
  3. No se de qué se extraña el personal, todo el que es cruel es cobarde.

    ResponderEliminar
  4. Alejo, dice: "...Hay buenas gentes que se preguntan cómo la ciudadanía de los tres históricos territorios no reacciona y les escupe en sus rostros patibularios su asco y su desprecio, cómo no irrumpen en las herrikotabernas..."

    Eso sería cortar el rabo a la lagartija. Lo sorprendente es el porqué se excluye, incluso por qué no se empieza, por los bachoquis. Eso sería cortar el rabo a la lagartija. Lo sorprendente es el porqué se excluye, incluso por qué no se empieza, por los bachoquis. El cáncer sólo se cura destruyendo sus fuentes de alimentación, matándolo a hambre; a veces, no muchas, extirpándolo.

    Recordad que por lo de Miguel Ángel Blanco ya se les escupió en sus rostro patibularios ¿Y? Que los de los bachoquis, los auténticos sepulcros blanqueados, les dieron oxígeno otra vez a los de la gasolina y tiro en la nuca, para que siguiera la juerga, también la macabra.

    ResponderEliminar